El Origen del Lago Titicaca

Cuenta la leyenda Inca que mucho antes de que el lago Titicaca apareciera en ese lugar, estaba conformado por un gran valle de tierras muy fértiles. Todos sus habitantes estaban muy felices, bajo la protección de los dioses.

Quienes les dieron luz solar, agua en forma de lluvia, para labrar la tierra y obtener frutos para su subsistencia. Sus habitantes no necesitaban nada y los Apus los protegían, deidades dueñas de las montañas. Sus habitantes no sabían lo que era odiar, maldad y menos codicia.

Los Apus eran muy complacientes y querían mucho a sus pobladores, dándoles todo tipo de libertades en el valle donde vivían. Pero habían puesto una condición: se les prohibió categóricamente subir a la cima de una montaña, porque allí reinaba una llama de fuego considerada sagrada.

Así, sus habitantes vivieron mucho tiempo, sin ningún inconveniente y reinaba la paz. Sucedió que ante tanta felicidad de los habitantes de ese valle, surgió un espíritu maligno que habitaba en el lugar prohibido a los habitantes y esto le provocó unos celos terribles al ver tanta felicidad de la gente del valle.

Luego comenzó a intentar influir en las personas para que ignoraran a sus Dioses y se dejaran llevar por la curiosidad. Con tanta insistencia y astucia del demonio malicioso, los aldeanos se convencieron de subir a mirar a la cima de la montaña, en un esfuerzo por descubrir sus secretos y demostrar que eran muy valientes.

Ante tal desobediencia, los Apus se enfurecieron, les impidieron llegar a la cima de la montaña, y procedieron a enviar manadas y manadas de pumas para devorar a todos aquellos que desobedecieran sus mandatos y prohibiciones.

Al ver una escena tan terrible, el Dios Sol llamado Inti, se conmovió tanto que comenzó a llorar y llorar durante mucho tiempo. Hasta tal punto, que el gran valle donde vivían los pobladores devorados se inundó repentinamente por completo debido al grito de su Dios y la población se extinguió.

Sin embargo, solo sobrevivieron un hombre y una mujer, quienes lograron salvarse subiéndose a una balsa de bambú y viendo así todo lo sucedido. Ese fértil valle se había convertido en un lago inmenso y los pumas que enviaban los Dioses ahora eran grandes piedras que se destacaban en el lago.

El Origen del Lago Titicaca

Desde ese hecho, cuenta la leyenda que nació el lago Titicaca, hoy una gran extensión de agua y con el gran privilegio de ser el lago más alto del mundo, ubicado en las tierras altas del Perú colindando con Bolivia. Lago Titicaca palabra Inca, que en honor a la leyenda significa, “Lago de los Pumas de Piedra.

Deja un comentario